joi, 6 decembrie 2012

ADÂNCIMI/PROFUNDIDADES/PROFUNDITATS (trad. al catalán por Pere Bessó))

I
ADÂNCIMI

Numele noastre ne umplu cu celule regeneratoare, tactile, halucinogene, fără să vrem să alegem anonimatul pe care hominizii l-au părăsit cu puțin timp în urmă, cum ar fi cel al râului subteran de sub Amazon, al lanțului de munți subacvatici înalți din oceanul Atlantic sau al lacului ocultat sub asfaltul de gheață al Antarctidei.

Când oștirile lumești le cuceresc adâncimile mari, aceștia continuă să nu știe că ar fi de pe aici, că au un nume concret la suprafața pământului, că sunt obligați să se conformeze somării și se supun doar pentru ca să poată să înregistreze decalajul de forțe constant între Bine și Rău.

PROFUNDIDADES

Nuestros nombres nos llenan las células regenerativas, táctiles, alucinógenos, sin querer elegir el anonimato que los homínidos han dejado hace poco tiempo, así como es el del río subterráneo que corre por debajo del Amazonas, la cadena de altas montañas bajo el océano Atlántico o del lago oculto debajo del asfalto de hielo de la Antártida.

 

Cuando las huestes de los humanos conquistan sus grandes profundidades, ellas continúan sin saber que son de aquí, que tienen un nombre concreto en la superficie de la tierra, que son obligados a hacerlo y se conforman sólo para poder registrar la constante diferencia de fuerzas entre el Bien y el Mal.

 

PROFUNDITATS

Els nostres noms ens omplin de cel·lules regeneradores, tàctils, al·lucinògenes, sense que vulguem triar l’anonimat que els homínids han abandonat poc temps ha, com ara el del riu subterrani dessota de l’Amazones, de l’alta cadena muntanyosa davall de les aigües de l’oceà Atlàntic o del llac ocult sota l’asfalt de gel de l’Antàrtida.

 

Quan els exèrcits mundanals ocupen les grans profunditats, aquests continuen sense saber que serien d’ací, que tenen un nom concret en la superficie de la terra, que són obligats a conformar-se al resultat i se sotmeten només perquè es puga registrar la diferència de forces constant entre el Bé i el Mal.

*Precioso poema lírico y reflexivo, André, en donde el nombre propio es la seña de identidad más clara que nos libera/aparta del anonimato, pero también de nuestra pertenencia física a la naturaleza. Un poema que, por un lado, nos sitúa en la génesis ‘oscura’ de nuestra identidad y, por otro, en la dialéctica de la superficie/profundidad, lo que explica también el correlato río subterráneo/cadena montañosa subacuática en relación al problema teológico de la condición humana entre el Bien y el Mal…  

 

2 comentarii :

  1. Es difícil este poema, Andrei; parece que quiero encontrar entre los versos una lucha entre lo que está a la vista y lo que no, como si algunos hubieran decidido esconderse, muy adentro, y que cuando llega la hora de dejarse ver, sólo lo hacen por obligación, para comprobar que están (que son concretos) en la superficie y que siempre existirá esa constante batalla en el hombre, donde el mal, la mayoría de las veces, suele derrotar al bien.
    Saludos, poeta.

    Ío

    RăspundețiȘtergere
  2. Buen comentario, bien dicho, Montserrat, me alegro que estás cerca de mi...

    un abrazo,
    Andrei

    RăspundețiȘtergere